Trading con Sistemas Automáticos

7 junio, 2012

¿Cuánto se puede ganar con Sistemas Automáticos?

Filed under: Artículos, Sistemas, Técnica, Trading — Etiquetas: , , , , , — Horace @ 7:52 PM

Link to english post

Los lectores asiduos ya sabrán que nunca escribo sobre lo que se puede ganar. El motivo es que es infinitamente más importante pensar en lo que se puede perder. ¿Por qué? Pues porque si pienso en cuanto puedo perder, me garantizo (en la medida en que se pueden garantizar en este mundo las cosas) que cuando todo va mal, siempre tendré dinero para seguir operando un día más y esperar a la siguiente buena racha. Si no lo hago así, y no evalúo correctamente el riesgo, nunca tendré esa oportunidad.

Pero hoy es distinto, hoy por primera vez, voy a hablar de como medir el potencial real de beneficios que un sistema tiene.

Como no podía ser de otra manera, esto hay que evaluarlo en función del riesgo que el sistema asume. Para esto hay un parámetros comúnmente aceptado que se llama Ratio Retorno/Drawdown. Que no es otra cosa que el beneficio que el sistema ha dado en el pasado respecto al DD máximo que ha tenido en ese mismo periodo. Se mide en relación a los porcentajes, no a los valores absolutos. Naturalmente cuanto más alto, mejor.

Un sistema que tiene un ratio Return/DD (R/DD en adelante) de 20 podría tener un beneficio de 200% y un DD máximo de un 10% (200/10) o bien podría tener un beneficio de 45% y un DD máximo de 2.25%. Obviamente, a igualdad del resto de los parámetros de un sistema, siempre elegiré el sistema que mayor Return/DD ratio tenga porque será el que más dinero gana para el riesgo que asume.

Pero no es oro todo lo que reluce. Como siempre, el introducir a nuestro queridísimo DD máximo histórico en la ecuación, nos lleva a un peligro potencial dada la escasa significatividad estadística que el mismo tiene.

Veamos un ejemplo concreto y, como siempre, real y con las comisiones, deslizamientos y alquileres ya descontados. Utilizaré dos sistemas para construir una cartera.

 

Sistema 1: Sistema Intradiario para el Dax (30.000€).

image

Como verán este sistema tiene un DD máximo histórico de 11.537€ (17.33%) y gana en este periodo 243.847€ (812.8%). Eso da un R/DD de 46.91. Es un sistema excelente que tiene un ratio altísimo para ser intradiario. Es, probablemente, el mejor sistema intradiario para el Dax que conozco.

Sistema 2: Sistema Intradiario para el Dax (30.000€).

image

Este sistema tiene un DD máximo histórico de 11.657 (14.16%) y gana en este periodo 194.731€ (649.1%). Eso da un R/DD de 45.84. También es un muy buen sistema.

Ambos tienen un R/DD muy parecido como verán. Es curioso porque en términos absolutos el primero gana mucho más que el segundo y tienen más o menos el mismo DD máximo histórico. ¿Qué pasa entonces? Pues es muy simple. Como el R/DD se calcula sobre utilizando los % en lugar de los valores absolutos, es capital el momento en el tiempo en el que ocurre el DD máximo histórico. Si dicho DD ocurre muy al principio de la serie el % será mucho mayor que si ocurre al final. Aqui se puede ver claramente como a pesar de que el DD máximo (en €) es casi idéntico en ambos casos, en términos porcentuales es suficientemente distinto (17% vs 14%) como para compensar la diferencia en los beneficios.

De tal manera como aquí se ve claramente (otra vez) como los datos histórico hay que tomarlos con pinzas y siempre, en la medida de lo posible, realizar simulaciones sobre como se hubiera comportado el sistema si hubiera alterado el orden de las operaciones (lo cual nos va a dar casi siempre medidas más realistas del riesgo y por tanto del ratio R/DD).

Ahora construyamos la cartera. La vamos a llamar Dax Intraday Mix I. Utiliza un contrato de cada uno de los dos sistemas. Vean como queda.

Cartera Dax Intraday Mix I: Sistema 1 + Sistema 2 (60.000€)

image

Como verán, combinar los dos sistemas tiene clarísimas ventajas. Pero esto ya lo hemos visto en el pasado varias veces. Se suman los beneficios pero no los DD máximos históricos, con lo cual, naturalmente, el R/DD se incrementa enormemente. Lleva a más de 70 cuando cada sistema por separado pasaba de 40 únicamente.

Veamos que ocurre si simulo el comportamiento de esta cartera a futuro. Esto se hace, nuevamente, reordenando las operaciones pero sin alterarlas. Pueden ver algún ejemplo de esto en el video de capital allocation que publiqué hace unos días. Los números que salen son los siguientes:

Simulación a futuro de la cartera Dax Intraday Mix I:

Los datos que presento a continuación tienen una confianza del 95%. Es decir, tenemos la “garantía” de que, con un 95% de probabilidades, los números futuros van a ser estos o mejores.

  • DD máximo histórico: 24.400€ (22.3%)
  • R/DD: 32.59
  • Probabilidad de que la cuenta haya perdido más de un 30% tras 3 meses de operativa: 0.000%
  • Probabilidad de que la cuenta haya ganado más de un 30% tras 3 meses de operativa: 36.80%
  • Probabilidad de que la cuenta haya perdido más de un 15% tras 3 meses de operativa: 1.600%
  • Probabilidad de que la cuenta haya ganado más de un 15% tras 3 meses de operativa: 69.40%

La situación es bien distinta. Ahora el DD máximo histórico ha cambiado mucho a peor. Aún siendo una cartera excelente, el R/DD de 71 que nos informaba a pasado, no es fácil que se pueda mantener a futuro según parece. Sin embargo podemos estimar que esta cartera podría ganar razonablemente unas 32 veces el DD máximo histórico simulado en un periodo de aproximadamente 12 años como muestra el gráfico. O lo que es lo mismo, podría ganar aproximadamente unas 2,6 veces el DD máximo histórico al año.

Lo cierto es que no estoy muy convencido de que el post haya quedado del todo claro, pero ya está escrito así que publico. Si tienen dudas o aclaraciones ya saben donde ando. Y si les gusta el post y creen que puede ser útil a más gente, por favor voten y compartan con los botones de aquí abajo.

 

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace

Anuncios

17 mayo, 2012

¿España e Italia fuera del Euro?

Filed under: Artículos, Opinión — Etiquetas: , , , — Horace @ 2:22 PM

Estos días está siendo muy comentado y seguido un artículo brevísimo de un ilustre premio nobel cuyo nombre no voy a mentar para no darle más publicidad. En el básicamente se anticipa la salida de Grecia del EMU y posteriormente la de España e Italia provocada no tanto por su situación particular sino por el pánico generado por lo de Grecia.

Como ustedes saben yo de estas cosas mucho no se, pero he querido mirar un poco los números (no del artículo porque no pone ni uno solo) sino de lo que hay debajo de su análisis, con el fin de hacerme una idea de que podría conllevar una situación como esa. Pues bien, lo cierto es que rápidamente he llegado a la conclusión de que un escenario como ese es, sencillamente, imposible que ocurra. Y no me refiero a imposible en plan cisne negro de poca probabilidad sino imposible de imposible. Que no puede pasar vamos. O mejor dicho, no es que no pueda pasar sino que no le interesará a nadie que pase. Y cuando digo a nadie me refiero a nadie DE VERDAD. Veamos cual sería la magnitud de semejante evento.

Hasta ahora han tenido serios problemas de liquidez unos pocos países: Irlanda, Islandia, Portugal y Grecia que sepamos. Para que se hagan una idea del orden de magnitud, aquí un gráfico que representa el “tamaño” de la economía de estos 4 países en comparación con el tamaño de la economía de los 17 “fundadores” del euro.

image

Baste decir que, sumados, juntan aproximadamente el 5.7% de PIB del conjunto. Islandia, que casi no salió en los periódicos, aporta 0.1%. El que más aporta es Grecia que suma un 2.2% si sus números fueran ciertos. Es decir, ninguno de ellos es realmente representativo económicamente hablando de la moneda y del potencial del conjunto. Hablando claro, cualquiera de ellos podría no haber estado en la zona euro y la historia no sería muy distinta. Incluso hoy en día no sería muy traumática su salida.

¿Pero qué pasa con Italia y España? Aunque no son los países campeones, veremos como estamos en o cerca del podio:

image

España cuenta más o menos el 11.5% del PIB europeo e Italia el 17%. Entre ambos suman más que Alemania (primer puesto con 27%) y bastante más que Francia (segundo con 21%).

Por cierto, no he comentado antes que el autor del estudio también dice que la única manera de evitar el desastre es que Alemania salve a España e Italia. A mi, que no se mucho de esto, se me antoja una tarea un poco titánica considerando que España a Italia conjuntamente producen en un año lo mismo que Alemania.

Pero a lo que vamos, la salida de España e Italia del Euro (sumada obviamente a la de Grecia, Portugal e Irlanda) supondría solamente pensando en estos números, que el euro estuviera ahora respaldado por 30% menos potencia económica que la de ahora. O sea que nos quemamos a lo bonzo porque se vaya Grecia (que pesa un 2%) y planteamos escenarios en los que se sale el 30% del PIB.

Bien, pero ¿por qué no es posible que ocurra esto? Este es un evento que, salvo que se le den 10 años para ocurrir, nos lleva a un escenario totalmente apocalíptico. El mundo está en este momento tan integrado que un evento de esa magnitud provocaría sin duda ninguna el desplome en cascada de todas las economías modernas. Los bancos y gobiernos tenedores de la deuda de los países expulsados y de las acciones de sus compañías quebrarían de inmediato. Sus balances, en cuyos activo figuran participaciones en fondos de pensiones, deuda soberana, deuda corporativa y otras lindezas afectadas, pasarían en cuestión de meses a situación de disolución. ¿Por qué? Pues porque de la noche a la mañana sus activos pasarían a valer la mitad o un tercio de lo que valían. Y eso en el mejor de los casos.

¿Así que que nos queda? Algunos dicen que los países emergentes dejarían de ser emergentes y acelerarían su tantas veces vaticinado dominio mundial. Pues miren, no. No por dos motivos. Primero porque ese verían igualmente afectados en lo anterior que el resto, pero segundo porque todos ellos, sin excepción, han estado apostando de manera decidida por el Euro desde que se creó. ¿Y porque digo esto? Pues verán.

La moneda de reserva es la moneda en la que los países guardan su dinero “líquido”. Por norma se suele considerar que la moneda de reserva debe ser siempre la moneda más segura del planeta. En su día fue la libra esterlina hasta que dejó de serlo en favor del dólar. Hoy  el dólar sigue siendo la moneda de reserva a nivel mundial, pero esto no es así en el caso de los países emergentes. Vean que curioso este gráfico que he preparado con datos del FMI:

 

image

En el se aprecia claramente lo que he dicho antes.

El porcentaje de reservas en dólares y en euros no ha cambiado de manera notable a nivel mundial desde que se creó el euro hasta ahora. Sin embargo, en las últimas dos columnas de la derecha se puede ver claramente como los países emergentes SI han ido dando cada vez más peso al euro en detrimento del dólar. Y este trasvase no ha cesado con la crisis actual, más bien al revés. En 2009 los países emergentes tenían un 34% de sus reservas en euros y ahora este número llega al 68%!! Han acelerado el proceso  con la crisis !!

De tal manera que a Brasil, China, Rusia, etc. tampoco les va a convenir mucho que el euro de repente pierda un 30% de volumen mundial.

Así que, en mi opinión, este señor puede ser que sepa mucho de la economía de los libros pero de la economía real no sabe nada. El escenario que pinta es absolutamente apocalíptico y a nadie le interesa que eso pase. Así que no va a pasar.

Más le valdría generar confianza en lugar de vender titulares a base de asustar a la gente. Y se lo dice uno que gana mucho más dinero en los escenarios adversos. Pienso que si este señor se ganara el dinero en la calle en lugar de dando conferencias no habría dicho lo que ha dicho.

 

Saludos y suerte en el trading,

Horace

23 abril, 2012

¿Qué es un DrawDown? – El mito del DrawDown máximo histórico

Filed under: Artículos, Ejemplos, Técnica, Trading — Etiquetas: — Horace @ 12:40 PM

 

Link to english post

 

Para sentar las bases voy a definir de manera muy rápida que es exactamente un Drawdown (DD en adelante) y que es el DD máximo histórico. Todo el mundo sabe que nada sube continuamente, y los saldos de las cuentas de sistemas de trading no son una excepción. Es un continuo diente de sierra. Las bajadas y subidas desde el último máximo hasta que el mismo se vuelve a superar se definen como DD. Vean:

 

image

 

Este sistema ha tenido en el periodo 2 DD.

  • El primero comienza el 1 de marzo y dura 2 meses (hasta el 3 de mayo). Tiene una amplitud de 1000€ y “duele” aproximadamente un 7% (1.000 / 15.000)
  • El segundo comienza el 1 de junio y termina el 1 de septiembre, tiene una amplitud de 3.500€ y medido en términos porcentuales vale algo más de 19%.

Pues bien, explicado esto, seguimos.

La mayoría de los usuarios de sistemas automáticos de trading (entre los cuales incluyo a algunos profesionales) creen que la mejor medida del riesgo que un sistema tiene es el DrawDown máximo histórico. Muchos incluso entienden que es la única. Esto no solo no es cierto sino que puede ser una presunción muy equivocada (para bien o para mal) en algunos casos.

En un histórico de suficientes operaciones (hay sistemas con miles auditadas) puede llegar a haber cientos de DD. De hecho lo normal es que un sistema que opera bastante (unas 200-250 veces al año supongamos) pueda tener del orden de 150 (o más) DD por año. De tal manera que en un histórico de 10 años con más de 2000 operaciones el sistema puede haber generado 1500 DD.

El DD máximo histórico es el mayor de todos ellos. Como verán el DD máximo es simplemente uno de entre los 1500 que un sistema razonable puede tener en 10 años. Es una muestra asilada extraída de una serie muy larga. ¿Por qué es más importante esa muestra que todas las demás? Estadísticamente no hay respuesta. No lo es. Esta claro que psicológicamente nos da “seguridad” saber que la máxima perdida que el sistema ha tenido en el pasado ha sido de esa magnitud. Pero dejando de lado el hecho evidente de que resultados pasados no presuponen resultados futuros, ¿es razonable tener esa seguridad? La realidad es que no. Y hay dos motivos para ello. El primero ya lo he mencionado. El DD máximo histórico es una muestra aislada de una serie muy extensa y podría hasta considerarse una anomalía en la serie.

Pero es más, si nos tomamos el trabajo de reordenar en el tiempo las operaciones de un sistema, veremos muy fácilmente como el DD máximo histórico cambia de manera muy notable. Miren este ejemplo de un sistema real. Estas son las operaciones que el sistema ha hecho y están reportadas. Hay una mezcla de operaciones de backtest, operaciones auditadas y operaciones reales.

 

image

 

El sistema ha tenido en este periodo un DD máximo histórico de algo más de 12.000€ que en su día supuso un caída en la curva de saldo de un 25%.

Ahora bien, veamos que pasa si reordenamos aleatoriamente las operaciones pero sin modificarlas. Es decir, únicamente cambiamos la fecha de operación, todo lo demás permanece inalterado. Veamos:

 

image

 

Se puede apreciar como, evidentemente, el sistema sigue siendo un sistema ganador. Sin embargo, el DD máximo histórico cambia de sitio y de magnitud. Ahora ya es de casi 22.000€ (prácticamente el doble que el anterior) y supone un 32% del saldo porque ocurre en otro momento del tiempo. Pero es que si volvemos a hacer el mismo ejercicio y nuevamente reordenamos las operaciones aleatoriamente, obtenemos un resultado distinto, y no poco. Vean:

 

image

Ahora el sistema tiene un DD máximo de algo menos de 9.000€ y un 25%. Wow! Menuda diferencia.

Entonces, ¿cuál de todos es el bueno? La respuesta es simple, ninguno. El DD máximo es simplemente uno más de entre los cientos que el sistema tiene (este en concreto tuvo 165 en este periodo).

De modo que, por favor, no le den tanta importancia al DD máximo histórico porque podría ser muy fácilmente que nunca jamás se vuelva a repetir o que se viole una vez tras otra en los próximos meses o años.

Se que muchos lectores se quedarán pensando ¿entonces como se cuanto dinero tengo que poner en mi cartera de sistemas? Eso lo responderé en el próximo capítulo que espero que sea mañana o pasado.

 

Un saludo y suerte en el trading,

Horace

29 diciembre, 2011

Rentabilidad real de las bolsas a largo plazo

Filed under: Artículos — Etiquetas: , , , — Horace @ 4:48 PM

 

Esta mañana tuve una agradable charla con un amigo que de verdad que es un Gran Clase. Es un poco mayor que yo así que tiene… ya saben… el prejuicio de los siemprealcistas fundamentales. J Y obviamente también tiene la ventaja de la experiencia y profesionalidad, así que digamos que sabe más que yo de muchas (muchísimas debería decir) cosas.

Así que este post va por ti, R.

Voy a intentar demostrar de manera más o menos rápida que, en general, invertir en bolsa a largo plazo (entrando en cualquier momento en espera de recoger dividendos y de que el tiempo nos ayude no perdamos el capital) puede ser un severo error. Y no lo voy a hacer por ciencia infusa sino simplemente mirando el pasado. Lamentablemente el mercado español no tiene pasado suficiente que mirar, así que me voy a ir al mercado americano y en concreto al Dow30 que es el que más historia tiene. Así lo que espero conseguir es tener base suficiente más allá de unas pocas muestras y darle al análisis cierto “rigor estadístico”.

Para este análisis tomaremos arbitrariamente un periodo de 10 años como Largo Plazo. Podría ser más o menos, pero las conclusiones no se verían afectadas de manera notable, créanme. Al grano pues.

El teórico inversor compra un día cualquiera a cierre de mercado y vende 10 años después a cierre de mercado. El primer período del análisis va del 2 de enero de 1931 al 2 de enero de 1941, el siguiente período sería del 3 de enero de 1931 al 3 de enero de 1941 y así sucesivamente. El último período va de 24 de diciembre de 1991 a 24 de diciembre de 2001 ya que no tengo datos más allá de 24 dic 2011. Esta última década de la que no dispongo datos, no obstante, no hace más que afirmar las conclusiones del estudio que verán a continuación.

Veamos como queda la rentabilidad del inversor durante esos 10 años corridos si hubiera invertido directamente en el índice:

 

 

Como verán ha habido periodos durante los cuales los 10 años de espera han sido muy rentables (para la referencia del gráfico, no olvidemos que una inversión a 10 años con TIR del 5% sin reinvertir los beneficios nos daría un 50% de rentabilidad total), pero ha habido otros muchos en los que esperar 10 años no ha sido precisamente una buena idea. Se puede observar en el gráfico como en el pasado reciente, desde el año 1998 aproximadamente, la idea no ha sido muy rentable salvo por aquellos afortunados que entraron después del quiebre de la burbuja .com.

Pero este gráfico es un poco (bueno, más que un poco muy) ficticio. Veamos que pasaría si tomamos en consideración la inflación que ha habido durante los 10 años de vida de la inversión. Evidentemente no es lo mismo estar invertido a largo plazo cuando la inflación es del 1% anual que cuando es del 7%. Solo por el hecho de “estar ahí” el dinero pierde valor con el paso del tiempo. Así que vamos a computar la variación del IPC americano en el gráfico. Vean:

 

 

La cosa se empieza a poner un poco más cuesta arriba. Ahora se ve mejor que los períodos de malas rentabilidades son muchos. Muchos más de los que nos gustaría admitir. Por intentar concretar un poco les diré que la rentabilidad media de un período de 10 años en este escenario es de un 59%. Como se ve, hay periodos del 300% pero también del -150%.

Ahora acerquemos un poco más las cosas al mundo real. Tener una inversión durante 10 años conlleva ciertos costes. Comisiones, custodias, administración, gestión, etc. Vamos a ser benevolentes con los intermediarios y a suponer que el total de esos costes durante toda la vida de la inversión es de únicamente un 5% (si, ya se, soy muy benevolente). La curva no cambia mucho así que no la voy a poner. Baste decir que, obviamente, la rentabilidad media ya no sale un 59% sino un 54%. Para añadir algún dato numérico más les diré que en este escenario (descontando la inflación y un 5% de gastos) tenemos un 37% de los períodos de 10 años que pierden dinero y un 49% de los períodos que ganan menos de un 50% neto durante los 10 años.

Pero realmente para ser justos del todo deberíamos considerar que si algún día queremos poder disponer del dinero, cuando ganamos tenemos que pagar impuestos. Así que vamos a meter esta variable también en juego y vamos a considerar (otra vez arbitrariamente) que cuando ganamos pagamos un 15% de impuestos sobre las ganancias. Naturalmente cuando perdemos no pagamos nada. Veamos como queda el gráfico en este escenario:

 

 

Parece igual que el anterior pero evidentemente no lo es. De hecho ahora la rentabilidad media de un período de 10 años cualquiera es de un 43%. Ahora ya tenemos 52% de los períodos que ganan menos de un 50%.

Los puristas dirán que aquí faltan por contemplar los dividendos que por otro lado son la razón de ser de los siemprealcistas. Es cierto. Históricamente la rentabilidad por dividendo de este mercado ha estado por debajo del 2.5% anual. Así que, para ser justos, este gráfico habría que desplazarlo un 25% hacia arriba y luego quitarle los impuestos. Veamos:

 

Aun así seguimos teniendo el 45% de los períodos de 10 años que rentan menos de un 50% en el período. Y lo que es peor, más del 25% de ellos pierden dinero en términos reales. ¡Tras 10 años!

Conclusión, de cada 10 veces que usted compra renta variable pensando en el largo plazo, más o menos la mitad de ellas se va a encontrar 10 años después con beneficios muy pequeños. ¿Entonces porque nuestros mayores tienen este sesgo siemprealcista tan imbuido en el cerebro? Pues es muy fácil, porque si se fijan en este último gráfico, todas las series desde finales de los años 70 hasta finales de los 90, han sido muy rentables. El subconsciente colectivo de nuestros mayores “sabe” que si aguantan 10 años o más las cosas se “enderezan” y el mercado les devuelve su dinero. Sin embargo, desde principios de los 60 hasta finales de los 70 esto no ha sido así. ¿Habremos empezado a finales de los 90 otro ciclo de 20 años? Cualquiera sabe. Pero no generalicemos. Las cosas no han sido siempre como se cree y en la bolsa a largo plazo no siempre se gana.

Por cierto, todos los gráficos y cuentas son de elaboración propia así que podría haber cometido algún error. Discúlpenme si así es y créanme que difícilmente afectará a las conclusiones porque ya son muchos años por aquí con los mismos temas.

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace

 

 

 

13 noviembre, 2011

¿Qué hacemos el día 20?

Filed under: Artículos, Opinión — Etiquetas: — Horace @ 5:24 PM

Ya saben que de tanto en tanto me gusta escribir artículos de opinión que se alejan un poco de la temática del blog. Este es uno de ellos así que si ustedes están esperando leer algo sobre sistemas de trading, pueden dejar de leer en este momento porque esta vez no es el caso.

Probablemente estas que nos tocan en unos días serán las elecciones generales más trascendentes de los últimos 30 años.

La situación en el país y en Europa es catastrófica. Y lo peor no es eso, lo peor es que si no cambiamos las cosas de manera sustancial, dentro de 3 años va a ser muchísimo peor.

La buena noticia es que se puede conseguir mejorar haciendo las cosas bien. La (otra) mala es que, en mi opinión, nuestros dirigentes no tienen ni la menor idea de la situación local, europea y mundial actual. Piensan que la situación es un muy mala pero no se dan cuenta de que realmente estamos al borde del encefalograma plano.

Veamos unos pocos números de manera que una persona desinteresada por la macroeconomía pueda entender por que digo esto.

Vamos a manejar unos pocos números de fácil interpretación. A saber: los ingresos de la familia, la deuda que la familia tiene con el banco (para pagar hipoteca, coches, etc) y el ahorro que la familia llega a tener a final de año después de pagar todo (incluida la deuda).

Imaginemos que su familia tiene unos ingresos anuales de 30.000€ y una deuda total contraída de 25.000€. Tras pagar todos sus gastos usted puede ahorrar 2.000€ en el año. La situación no es del todo mala porque usted puede pagar holgadamente su vida y su deuda y todavía quedarse con algo de dinero para afrontar imprevistos. ¿Pero que pasaría si en lugar de ahorrar usted no llegara a pagar todos los gastos a final de año por valor de -2.000€? Pues muy simple, o usted gasta menos o ingresa más o pide más dinero prestado para cubrir esos 2.000€ que le faltan.

Esto, que parece de sentido común, resulta que nuestros dirigentes no lo saben o no lo quieren saber. Nadando entre la ignorancia (el menos malo de los males) y la hipocresía, unos se echan la culpa a otros de los problemas. Pero vemos la realidad de los números.

A continuación les presento estos mismos datos pero para el conjunto de los países europeos y también como referencia para UK. Puede que se me haya colado algún error (la tabla es de confección propia con datos de eurostat), pero creo que básicamente la situación es esta que les enseño.

 

    

Como verán solamente hay 3 países que a finales del 2010 estaban haciendo las cosas bien. Sorprendentemente son Estonia, Suecia y Noruega. Estos 3 países consiguieron ese año ahorrar dinero después de pagar todos sus gastos. Los demás no nos libramos ninguno.

En Noruega por ejemplo, cada persona “ingresa” algo más de 63.000€ al año y debe al banco algo menos de 29.000€. Después de pagar todos sus gastos del año la persona consigue ahorrar algo más de 6.700€. Bien por Noruega.

Por la cola anda Irlanda (¿les suena?) que tiene prácticamente la misma población, debe un poco más e ingresa la mitad. Obviamente a final de año no consiguen ahorrar y de hecho cada persona se descapitaliza por valor de casi 11.000€ cada año. Más les vale que tengan ahorros…

Obviamente todos sabemos que la solución. O se ingresa más o se gasta menos o las dos cosas. Pero lo que no vale es no hace nada. En mi opinión es difícil establecer quienes están mejor o peor posicionados de entre el resto de los países que tienen problemas. Esto es así porque nos faltan algunos datos importantes. Lo malo es que la información que nos falta es información sobre el futuro y ahí es donde entramos en terreno pantanoso.

No hacer nada no es opción porque en poco tiempo la situación de nuestra familia de ejemplo se va a volver inmanejable. ¿No? Si no hay dinero para pagar los gastos del año tengo que pedir más dinero prestado y por lo tanto tengo más gastos en lugar de menos. Si no ingreso más habrá un momento en que mis ahorros (si aun tengo) y mis ingresos ya no den para pagar los gastos del año y por lo tanto tenga que dejar de pagar algunos de ellos.

Bien, ¿qué hacemos pues? Fácil, hay que aumentar los ingresos y reducir los gastos hasta que consigamos equilibrar los números de la familia a final del año. En el caso de España eso nos da que tenemos que ahorrar unos 2.100€ por persona y año igual que Grecia J o Francia a finales de 2010.

Voy a dar por hecho que no todos nosotros estamos dispuestos a ahorrar 2.100€ al año, así que vamos a ponernos en un escenario un poco más realista. Supongamos que todo se queda como está por unos pocos años. No ingresamos más pero tampoco gastamos más. Es una hipótesis ficticia en su concepción porque es imposible que ocurra, pero no lejana a la realidad en su efecto neto.

Veamos que pasará dentro de 3 años si las cosas se quedan como están en términos netos. Vean que foto más curiosa sale:

 

Este es el verdadero motivo por el cual nuestros “astutos” dirigentes están preocupados. No por el hoy (que el lector habrá podido deducir por la tabla inicial que no es muchísimo peor en Italia que en algunos otros países) sino porque esta situación tiene una capacidad de retroalimentarse negativamente realmente espectacular.

¡Pero que hipócritas son! ¿Porqué estamos presionando a Italia? El verdadero problema aquí no es mayor en Italia que en Francia o Alemania o incluso en el Reino Unido. Italia está uno o dos años por delante en el problema que Francia o Alemania (al igual que lo estuvo Irlanda en su momento) pero el problema es el mismo y solo con tiempo no se arregla como se ve aquí claramente.

De paso diré que, como pueden observar, España tiene muchísimo más tiempo para arreglar el problema que otros países mucho más grandes. ¡¡Y encima se está empezando a hablar ahora de Austria!! ¿Pero esta gente es imbécil o que les pasa?

Bien, dicho todo esto volvamos al principio, en España compartimos un problema que es mundial (invito al lector a que se tome un relajante e incorpore a esta tabla los números de USA y Japón) y no estamos mucho peor que la mayoría de nuestros comparables. Ni lo estaremos en unos pocos años si no hacemos nada. Realmente no es un gran consuelo compararse con otros enfermos terminales, pero la realidad es que no estamos peor que la mayoría.

Pero claro, esto NO ES a lo que tenemos que aspirar. Tenemos que aspirar a estar como Noruega, Suecia, Luxemburgo, Dinamarca o tantos otros que lo han hecho mejor que nosotros. Y para ello me temo que no vale con poner tiritas. La situación, como acabo de demostrar, se va a ir agravando mucho en muy poco tiempo.

A ver si nos enteramos, señores políticos, en España hace falta resolver un problema de aproximadamente 100.000 millones de euros. Y hay que resolverlo, al menos parcialmente, en menos de 2 ó 3 años. Y eso, créanme, no se arregla poniendo impuestos a las grandes fortunas, quitando coches oficiales, persiguiendo la repatriación de capitales no gravados o cualquiera de las otras medidas positivas pero insignificantes que nos están vendiendo los de siempre. Hay que hacer cambios descomunales en el modelo que nos ha llevado hasta aquí. Cambios profundos que atentan contra la situación establecida en prácticamente todos los frentes (competencias del estado, sanidad, educación, fiscalidad nacional, poderes políticos, poder judicial, etc). ¿O de verdad creen ustedes que Noruega está como está porque tiene menos coches oficiales que nosotros?

¡Hay que romper la baraja!

Yo soy muy pesimista porque no veo opción de hacerlo en el corto plazo. No veo a ninguno de los dos partidos que pueden gobernar con capacidad ni voluntad (que es lo que más duele) de siquiera empezar a hablar de estas cosas. Y pienso esto porque los grandes partidos serían los primeros que se verían seriamente perjudicados con todos estos cambios. ¿Se imaginan un Tribunal Constitucional realmente independiente con capacidad para juzgar de manera imparcial a todos? Se me hace la boca agua de solo pensarlo…

Así que reconozco que no tengo claro que voy a hacer el 20-N.Tengo 10 días para pensar en ello y espero que alguien me ilumine.

Les invito a que ustedes hagan lo mismo.

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace

31 octubre, 2011

¿Operar con Sistemas Automáticos de Trading es peligroso?

Filed under: Artículos, Sistemas, Técnica — Etiquetas: , , , , , , , , — Horace @ 12:45 PM

Yo, supongo que al igual que muchos de ustedes, estoy cansado de oir y leer sentencias sobre lo peligroso que es operar con derivados y por extensión con cualquier modo de trading que conlleve su utilización.

Para mi esto suena exactamente igual que cuando oigo por ahí que las motos son peligrosas. En mi opinión (llevo ya más de una decena de años operando diariamente con derivados y bastante más montando en moto a menudo) esa sentencia es igual de inapropiada tanto para las motos como para los sistemas.

Es cierto que montar en moto puede llegar a ser muy peligroso, pero eso depende exclusivamente de la prudencia y buen hacer del piloto. Evidentemente nunca se tiene todo bajo control, pero una actitud conservadora generalmente asegura llegar un poco más tarde pero sin sustos ni problemas. De tanto en tanto (es solo cuestión de kilómetros recorridos) tendremos un susto con algún tercero, pero si hemos sido sensatos en la conducción normalmente no pasará de eso (un buen susto) y quizá algún hueso roto y algunos miles de euros de reparación.

Hace ya un tiempo publiqué algo sobre lo peligroso que podría resultar operar con derivados. Léanlo si pueden porque contiene información útil si uno está empezando en esto.

Hoy les voy a demostrar que operar con Sistemas Automáticos de Trading (SAT en adelante) puede ser tan peligroso o conservador como uno desee. El inconveniente es que para conseguirlo, al igual que en la conducción de motos, hay que saber lo que se hace. Tristemente no es el caso de la mayoría de los inversores y eso suele ser catastrófico más tarde o más temprano (como en el caso de las motos es cuestión de tiempo). Sabiendo lo que hacemos podemos conseguir que incluso el peor SAT no pase de ser una mala experiencia y, por el contrario, sin entender bien el terreno en el que nos movemos podemos conseguir que un excelente sistema nos vuele la cuenta a la primera de cambio.

Al grano pues.

El parámetro más importante a considerar para la seguridad de nuestra cuenta es el saldo inicial por contrato del sistema. Esto puede resultar controvertido porque la teoría clásica indica que el riesgo de un SAT se puede estimar con base en las pérdidas máximas que ha tenido en el pasado. Esto es totalmente correcto y de hecho es lo que utilizamos todos para operar. Sin embargo, el enfoque que indico (calcular el saldo inicial con base en el número de contratos a operar) conduce directamente a actuar (mitigando o aumentando) el apalancamiento intrínseco a los derivados. De esta manera conseguimos que el sistema “levante el pie del acelerador” pase lo que pase y con independencia del sistema de que se trate. Veamos un ejemplo comparativo para concretar en números.

El método tradicional

Consideremos por ejemplo un sistema que opera en el futuro del Dax en Eurex. Voy a elegir una variante de uno de diseño propio que es el Predictor (el que anticipa con un mes de tiempo las señales y que pueden encontrar en mi blog buceando por ahí), pero nos valdría cualquiera.

Veamos el comportamiento de este sistema durante los últimos años (en concreto he puesto la fecha de inicio el 1 de enero de 2003 para tener un comparativo favorable para el comprar y mantener en renta variable).

Este sistema ha generado desde el 1 de enero de 2003 casi 160.000€ por contrato en algo más de 700 operaciones. La pérdida máxima histórica ha sido de algo más de 36.000€ del saldo de la cuenta y la pérdida máxima en una operación ha sido de algo más de 9.000€ mientras que al pérdida promedio es de algo menos de 1.500€. Vean las estadísticas a detalle.

Si avanzamos por la metodología estándar, utilizaremos el DD máximo y las pérdidas media y máxima de operación para calcular el capital inicial. Para ponernos en el lado conservador, vamos a suponer que estas situaciones se dan inmediatamente después de empezar a operar y por lo tanto con el capital inicial.

Para poner las cosas en contexto es importante indicar que durante este período la renta variable sin apalancamiento tuvo un DD (que no fue el máximo histórico por cierto) entre diciembre de 2007 y marzo de 2009 de un 56% (de 8.253 puntos a 3.588).

Veamos como quedan los números con esas premisas:

Si operamos este sistema con un capital inicial aleatorio de 10.000€ la cosa quedaría como sigue:

Evidentemente el DD máximo excede con creces el capital inicial dedicado y por lo tanto perdemos todo el capital y no podemos seguir operando. Incluso si tenemos bastante mala suerte nos toca la máxima perdedora entre las primeras operaciones y nos vuelan el 90% del saldo en un único día. En mi opinión esto sería como conducir una moto moderna y en buenas condiciones (el sistema no es del todo malo) con los ojos cerrados, yendo a toda velocidad por ciudad y sin casco. Cuestión de tiempo hasta que demos con nuestros huesos contra algo y se acabe la aventura para siempre.

Veamos ahora que ocurre si decidimos que nuestro capital sea tal que si se produce la pérdida máxima de inmediato, nos consuma el 30% del saldo de la cuenta pero no más.

Aquí la cosa cambia un poco. Hemos mitigado el riesgo de que una operación nos vuele toda la cuenta pero no hemos conseguido evitar que una mala racha nos deje fuera del mercado. Si se fijan, en caso de producirse el DD máximo histórico de inmediato estaríamos fuera del mercado igual que antes. Mal asunto. Digamos que hemos conseguido entender que hay que abrir los ojos pero seguimos yendo a demasiada velocidad y sin casco. El accidente es bastante probable y las consecuencias las mismas.

Ahora veamos que ocurre si decido aplicar el método de que cada operación perdedora (en promedio) no suponga más del 2% del saldo de la cuenta.

Bueno, la cosa empieza a tener otro color aunque seguimos teniendo un riesgo importante. Si se produce el DD máximo nada más empezar perderemos la mitad del capital. Parece que aún vamos un poco rápido en esa moto. Sin embargo, es notable que ya con esta metodología conseguimos tener menor riesgo que con la renta variable sin apalancamiento. Recordemos que en poco más de año y medio la RV tradicional perdió el 56% mientras que este sistema llegó a perder 49% “únicamente”. De tal manera que ya tenemos un sistema que tiene menos riesgo que la renta variable tradicional en este período.

El último escenario que vamos a valorar de metodología tradicional de capital allocation es el del triple DD. Consiste en poner suficiente capital para triplicar el DD máximo histórico.

Aquí ya la cosa cambia notablemente. Reducimos sustancialmente el riesgo de mala racha mejorando mucho sobre la RV tradicional y además si la catástrofe de máxima operación perdedora histórica ocurre el primer día no será mucho peor que un “lunes negro” cualquiera. Ya vamos con casco, con los ojos abiertos y a 50 km/h. No estamos exentos de un accidente (incluso grave) pero en condiciones normales no pasará de un buen susto.

El método alternativo

Pero todo esto, como decía al principio, puede ser muy complicado de gestionar si no se conoce el sistema en profundidad. De manera tal que les voy a presentar una forma mucho más rápida e igual de efectiva de conseguir los mismos resultados con independencia del sistema que se esté operando. La clave será la comparación con la renta variable. Tendrá que decidir usted si un 56% es mucho riesgo o no. Eso es todo.

Decidamos: si un riesgo como el de la renta variable es aceptable para mi, el apalancamiento es 1. Si un riesgo como ese es incluso pequeño porque me gustan las emociones fuertes el apalancamiento será 2, y si un riesgo como ese es inaceptable y no puedo ni quiero pasar de la mitad el apalancamiento será 0,5.

Para calcular el apalancamiento utilizaremos el valor del derivado que está operando el sistema. En este caso el contrato del Dax. Cuando comenzamos a operar el sistema en enero de 2003 el FDAX cotizaba a 2.900 puntos aproximadamente. Cada punto del FDAX vale 25€ con lo cual el contrato de FDAX a esa fecha valía aproximadamente unos 72.500€. Este número es el que vamos a considerar como apalancamiento 1:1. Haciendo esto conseguimos que, ante una variación del precio del 1% nuestro saldo de cuenta se mueva también un 1%. Y esto ocurrirá con independencia del sistema que estemos operando. A partir de ahí la cosa se simplifica más todavía. La mitad de capital significa el doble de riesgo y el doble de capital significa la mitad de riesgo.

Vean como queda la tabla completa.

Aunque la conclusión es obvia (a más capital menos riesgo) hemos visto que es bastante simple estimar el capital inicial que se debe poner en un sistema cualquiera para moderar el riesgo. De hecho, como se puede observar en la tabla anterior, no es cierto que los sistemas automáticos son más peligrosos que un cuchillo sin mango. Si capitalizamos correctamente un SAT puede incluso ser conservador en comparación con la renta variable o cualquier otro tipo de inversión.

Vean sino el gráfico comparativo de la evolución histórica de este sistema y la renta variable (Dax) con una capitalización idéntica (apalancamiento 1:1).

Como se puede observar a simple vista, aunque el riesgo en valor absoluto (medido a través del DD máximo histórico) es semejante. (50% del sistema vs 56% de la renta variable) la situación cambia cuando tomamos en consideración la rentabilidad obtenida en relación al mismo.

De tal manera que si quisiéramos obtener el mismo tipo de rentabilidad porcentual podríamos incluso bajar el apalancamiento por debajo del de la renta variable. Vean lo que ocurre con un apalancamiento igual a la mitad del de la renta variable (capital inicial de 145.000€).

El sistema sigue ganando bastante más dinero que la renta variable pero con menos volatilidad y con muchísimo menos riesgo. Es notable que durante un tiempo el sistema ha generado menos beneficios que la renta variable. Hasta finales del 2007 estaban empatados realmente.

Conclusión

Este ejemplo que he utilizado no es una excepción. La conclusión que podemos sacar es que, con independencia del sistema que esté operando, una buena gestión de capital puede convertir cualquier sistema en una inversión increíblemente arriesgada o en una inversión tremendamente conservadora.

Sin embargo, para poder evaluar con propiedad en que rango nos movemos y exactamente en que punto queremos colocarnos, es necesario saber lo que se hace. Es por eso que, en mi modesta opinión, nadie debería operar este tipo de sistemas sin asesoramiento previo. No porque sean peligrosos en si mismos sino porque, como en el caso de las motos, una utilización imprudente puede causar enormes destrozos. De tal manera que les recomiendo encarecidamente que se asesoren correctamente antes de poner el dedo en el gatillo.

Saludos y suerte en el trading,

Horace

27 julio, 2011

La opción en estos días es la renta fija

Filed under: Artículos, Opinión — Horace @ 8:04 PM

 

Si uno no quiere, sabe o puede operar utilizando sistemas de trading (que suelen ir muy bien en tiempos revueltos como los de ahora) la opción es definitivamente la renta fija.

Evidente es que la renta variable hoy por hoy no está dando las rentabilidades que compensen el riesgo que se asume. Yo no sé si va a subir mucho o va a bajar mucho próximamente, pero si sé que llevamos totalmente parados desde hace ya 5 meses en Usa y 2 años en Europa. Fíjense en el semanal del EuroStoxx50 que pongo más abajo. La misma semana que esta que estamos hace exactamente 2 años cotizaba a 2600 puntos y hoy ha cerrado a 2700 puntos (redondeando claro). O sea que no se ha movido absolutamente nada en 2 años.

 

 

De tal manera que sacar dinero de la renta variable europea en estos dos años ha sido prácticamente una misión imposible.

Veremos como termina el libro, si al alza o a la baja. Lo normal sería que la cosa se definiera con una rotura en velas semanales del 3100 por arriba o del 2500 por abajo pero con mucho volumen y una vela con cuerpo muy grande, pero hasta que eso no ocurra no sabremos si tenemos que mirar al norte o al sur para los próximos meses. Por el momento la cosa pinta muy aburrida para mucho tiempo más.

Sin embargo la renta fija es otra historia.

Hoy tenemos la prima de riesgo de los países periféricos por las nubes. Ya en su día comenté que esto iba a pasar se arreglara o no se arreglara el riesgo de Grecia en la reunión de la semana pasada. En última instancia todo el mundo sabe que Grecia va a (terminar) el default que ya empezó el mes pasado más pronto que tarde. Esto, aunque parezca mentira, es bueno para la renta fija.

Ya sabemos que en el mercado de deuda fundamentalmente se cotizan dos cosas: por un lado la visión de riesgo que el mercado tiene sobre la propia deuda (obviamente es más barata la deuda que más fácilmente puede resultar impagada) y luego las perspectivas que se tengan sobre la evolución de los tipos de interés.

Hoy por hoy está pesando muchísimo más el primer factor y está provocando que los precios de la deuda bajen mucho. Mucho más que si estuviéramos en una situación “normal” y nos dejáramos influir únicamente por las expectativas de tipos. En una situación “normal” con estos niveles de tipos solo cabría la opción de que subieran y por tanto los precios de la RF bajaran en el futuro. Sin embargo ahora, como digo, los precios están bajos por el riesgo que se percibe y porque, además, la percepción del mercado sobre futuras subidas de tipos es cada vez más lejana dado que cada día que pasa los datos nos indican que la recuperación será más lenta de lo que se preveía.

Con lo cual lo que nos encontramos es un escenario de precios históricamente bajos y mucho más bajos de lo que se descontaría con los niveles de tipos actuales y el panorama futuro de subidas previsto. De tal manera que lo que tenemos es una ventana de oportunidad que nos permite garantizar unas rentabilidades muy altas con un riesgo de capital extraordinariamente bajo.

Es posible, por ejemplo, comprar deuda avalada por el estado español y que está pagando alrededor de un 6% a 6 años. Con los préstamos a la inversión en los entornos del 3.2% en euros, es un “trato” difícilmente rechazable a simple vista.

Estén por lo tanto atentos a la renta fija porque estos días está dando buenas oportunidades de medio/largo plazo.

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace

 

 

31 enero, 2011

Último y primer día de trading del mes

Filed under: Artículos, Previsiones — Horace @ 12:22 PM

 

Si si, ya lo sé. Están ustedes hasta el gorro de leer artículos sobre la estacionalidad del primer día de trading del mes. Yo también.

Pero hoy repasando las estadísticas de siempre se me ha ocurrido darle una pequeña vuelta de tuerca al tema a raíz del comentario publicado en este post de nuestro queridísimo mentor JL Cárpatos. Es muy rápido y corto así que no se van a aburrir mucho.

Me he cogido un histórico de cotizaciones diarias del SP500. Lo he hecho en este mercado porque es de los que más histórico tienen. Desde luego mucho más que cualquiera de los índices europeos. Dado que las sesiones son ahora muy distintas en cuanto a horario con las europeas, estas conclusiones hay que ponerlas entre comillas si se desea extrapolar a nuestros mercados. Vean lo que sale.

De los 15.000 y pico días de trading que tengo en el Excel, se deduce fácilmente que el mercado es alcista en términos generales. Por tomar arbitrariamente alguna medida para cuantificar esto, simplemente he hecho una media de subida diaria. Me da que, en promedio, este mercado sube todos los días un 0.033% Esto es lo que justifica el siemprealcismo eternamente presente en los mercados y tan perjudicial a la postre. Para este estudio concreto hablo siempre de números de cierre diario y sin contabilizar dividendos porque buscamos analizar un único día de trading y por tanto el tema de los dividendos no importa.

Pues bien, quedémonos con ese número, 0.033% de media de subida diaria. Eso quiere decir que a estos niveles el SP500 está subiendo más o menos unos 0.42 puntos cada día (ya saben que la ciencia estadística es muy graciosa para estas cosas y podríamos subir tres días seguidos 4 puntos y al cuarto bajar 10 y nos daría más o menos ese promedio). Pero nos sirve de referencia así que seguimos.

Un fin de mes cualquiera la cosa está como sigue:

  • Normalmente el último día del mes el mercado tiende a subir más de la cuenta. En concreto 0.106%. Esto, aunque no lo parezca, es significativo estadísticamente porque es algo más del triple de lo normal.
  • Al primer día del mes siguiente le pasa lo mismo: es bastante alcista porque se sube en promedio un 0.151% que es bastante más del cuádruple de lo normal. Estadísticamente significativo diría yo.

Resulta además que estos días son alcistas un 56% de las veces el último día del mes y un 58% de las veces el primero. Normalmente un día de trading es alcista el 53% de las veces o sea que hay un sesgo alcista sin duda alguna.

Pero veamos ahora que pasa si tomamos únicamente aquellos meses en que el primer día de trading es el día 1 del mes. Si si, no se sorprendan. El primer día de trading puede ser el día 1, pero también el 2, el 3 el 4 o incluso hasta el 5 si se da un caso raro de fiestas y demás. Pero vamos, les aseguro que días 2, 3 y 4 he visto un montón. Así que centrémonos en el caso que nos ocupa. ¿Qué pasa con estas estadísticas en un caso como el de este mes, que cae en día 1?

  • En estos casos normalmente el último día del mes el mercado tiende a subir más de la cuenta pero no tanto como siempre. En concreto 0.078%. Es dos veces y media más de lo normal, pero menos que el promedio de los últimos días de trading del mes en general.
  • Otra historia es ahora el día 1: es bastante alcista porque se sube en promedio un 0.198% que es seis veces lo normal!!

De tal manera que lo que podemos concluir para mi es claro. Los primeros días de trading del mes son siempre más alcistas que un día normal (¡vaya novedad!) pero esta tendencia es muchísimo más acusada cuando ese primer día de trading del mes es un día 1. Hasta tal punto es así que si hacemos el análisis para los primeros días de trading que caen en día 2, 3 ó 4, veríamos que este “alcismo” es infinitamente menor (conclusión a la que podríamos haber llegado sin hacer cuentas también). De hecho el día 2 ya sería un primer día de trading “normal” mientras que los días 3 y 4 ya son peores en este sentido.

Espero que les sea de utilidad de cara a mañana.

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace

7 enero, 2011

¿Bolsa española o europea?

Filed under: Artículos — Horace @ 1:46 PM

 

Hace unos días discutía con un amigo sobre lo de siempre. Política, situación económica, crisis, etc… Vamos, nada que ustedes no conozcan.

Pero llegó un momento en que empezamos a hablar de la bolsa. Obviamente las conclusiones eran “obvias”. Como estamos fatal pues la bolsa va fatal. Y como estamos peor que europa pues la bolsa irá peor que la bolsa europea. Ya saben que yo soy un ferviente creyente. Creo que la bolsa no tiene nada que ver con la situación real de la macroeconomía de un país. Pero ni la pasada ni la presente ni la futura. La bolsa se mueve por otras fuerzas. En dichas fuerzas incide de manera indirecta la percepción que los participantes tengan sobre lo que va a ocurrir con la realizad empresarial en el futuro. Y observen bien las palabras: percepción, incide, indirecta. Vamos, que mucho no se puede concluir.

Pero a lo que iba. Mi argumento (por supuesto nunca compartido por mis queridos amigos –varios empresarios por cierto-) era que la bolsa española llevaba subiendo más que la europea desde el año 2001 y que, aun siendo cierto que ahora estaba rindiendo menos, aún estaba muy sobrevalorada respecto de Europa. Por supuesto tampoco pude convencerlos de que esta corrección de la sobrevaloración empezó durante el año 2010 y no desde finales del 2007 cuando empezó la crisis de crédito.

No pude convencerlos de eso porque mis amigos, como mucha gente, siguen creyendo que la bolsa “sigue” a la realidad empresarial. Los más sensatos (o quizá debería decir menos insensatos) reconocen un decalaje entre ambas. Pero eso es todo.

Pues bien, como siempre los datos dan o quitan razones y percepciones. Lo que traigo hoy para mis queridos amigos (que sé que me estarán leyendo) son datos que demuestran, una vez más, que la percepción de la masa casi nunca se demuestra cierta. En concreto es un gráfico comparativo entre el índice Ibex 35 y el índice EuroStoxx 50. La comparación la he hecho mediante un spread que simplemente consisten en dividir el uno por el otro. Así, por ejemplo, un día como hoy cuando el Ibex cotiza a 9576 y el EuroStoxx a 2828, este spread valdría 9576/2828 = 3.38. En sí mismo este número no significa nada en absoluto. Pero calculado como está, permite de manera eficaz evaluar objetivamente las revalorizaciones relativas. Así, si ambos índices suben 1% al cierre, el índice seguirá valiendo 3.38 mostrando que ambos mercados han estado igual de fuertes durante la sesión.

 

 

Como verán el gráfico es bastante explícito. A principios del 2001 el ibex valía aproximadamente el doble que el Eurostoxx50. Esa es la referencia que podemos tomar. En concreto, si alguien se siente quisquilloso, valía 2,028 veces. Pues bien, durante los siguientes 9 años, la bolsa española se estuvo comportando relativamente mejor que la europea. Y no de cualquier manera. En concreto a finales de noviembre de 2009 llegó a valer 4.16 veces. Es decir, que durante esos 9 años, haber invertido en bolsa española hubiera sido el doble de rentable que haber invertido en bolsa europea. Incluyendo los fatídicos 2007, 2008 y 2009.

A partir de entonces la bolsa española se ha demostrado peor inversión que la europea y así estamos ahora. Pero aún así, visto en retrospectiva durante los últimos 10 años (incluido el 2010), seguimos siendo mejor inversión que la bolsa europea. Vaya como vaya el país en comparación con Europa. Un inversor que en 2001 hubiera puesto 100€ en España y 100€ en Europa, estaría viendo como esos 100€ españoles hoy valen 1.4 veces más que su inversión en Europa. De hecho, si ustedes se toman el trabajo de mirarlo, verán como desde enero de 2001 hasta la fecha la bolsa española está más o menos en el mismo nivel mientras que la bolsa europea ha perdido el 40% de su valor.

Y dicho todo esto, solo queda una cosa que añadir. Hoy por hoy, si uno va a invertir en bolsa, no tiene ningún sentido hacerlo en la española porque está yendo peor que la europea.

Espero que esta pequeña reseña haya servido para, una vez más, poner un poco de luz objetiva sobre los sentires de la calle.

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace

22 diciembre, 2010

Muy interesante

Filed under: Artículos — Horace @ 6:01 PM

 

Cortesía de www.chartoftheday.com subo hoy este gráfico. La verdad es que lo hago porque me ha llamado mucho la atención.

Explico traduciendo más o menos libremente lo que ya ellos publican en su boletín y añadiendo algún comentario adicional.

El gráfico compara la evolución del SP500 ajustado por inflación tras los máximos del año 1929 (en azul) con la evolución del mismo índice (sp500 ajustado) tras la burbuja tecnológica del año 2000. El gráfico se ha normalizado para más fácil comparación haciendo que el máximo coincida con el valor de 100$ y con el año 00 (aunque obviamente tenía valor distinto en cada caso).

Fíjense que mientras que la caída posterior a la gran depresión fue de aproximadamente 80% en 2 años y medio, la de los años 2000 al 2002, fue de algo menos de un 50%. No es tanto las magnitudes lo que llama la atención como los tiempos.

La primera caída duró en ambos casos alrededor de 2 años y medio. Tras eso hubo un rebote importantísimo que llegó hasta el séptimo año en ambos casos con un máximo intermedio en ambos casos también hacia el final del año cuarto.

Tras el pico del año séptimo, se produce otra gran caída que nuevamente dura exactamente lo mismo en ambos casos, llevándonos hasta mediados del octavo año aproximadamente. El rebote posterior es nuevamente casi calcado en términos de tiempos y nos lleva hasta los momentos actuales.

Si se quisieran seguir cumpliendo estos paralelismos en el tiempo, ya mismo debería venir la tercera gran caída. Si así fuera ésta nos llevaría hasta bien entrado 2012 aportándonos 2 años muy buenos para los bajistas. ¡Cualquiera sabe!

Adicionalmente me sorprende la visión de largo plazo. Es impresionante. Siempre según este estudio, en ninguno de los dos casos (por ahora) hemos superado aún los precios de los máximos. 20 años después de los máximos del 29, el mercado seguía cotizando (en términos ajustados por la inflación) 65% por debajo. ¡Wow! En nuestro pasado más reciente, seguimos aún un 30% por debajo de los máximos anteriores a la burbuja tecnológica si descontamos la inflación. Y de eso han pasado ya 10 años.

 

En fin, como siempre, será lo que tenga que ser y habrá que adaptarse a ello si queremos operar un día más.

 

Saludos y suerte en el trading,

 

Horace

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: