Trading con Sistemas Automáticos

4 enero, 2009

¿Y ahora qué?

Filed under: Sin Categorizar — Horace @ 5:04 PM

 

El año 2008 se ha cerrado siendo uno de los peores años de la historia para la renta variable. En Europa el peor en muchos de los países (donde la historia de los mercados de renta variable es más corta). En USA el tercero peor (para el DOW) desde sus inicios hace ya más de 110 años. ¡Ahí es nada! Pero bueno, esto no es nada nuevo ya a estas alturas.

Los peores momentos en la renta variable desde que se tiene registro probablemente fueron aquellos terribles primeros años de la década de los 30. Por aquel entonces, incluso sin los mercados globalizados que tenemos hoy, el mercado llego a perder casi un 90% en algo menos de 3 años. Háganse cargo. Mucha gente perdió prácticamente la totalidad de sus ahorros en ese tiempo. Se tardaron algo más de 22 años en recuperar los niveles de antes de la gran depresión. Toda una vida. En el tiempo que tardaron en darse cuenta de que el país se encontraba en crisis luego en recesión y por último en depresión, perdieron toda su fortuna. Y luego sus trabajos. Una situación realmente dramática.

Aunque la situación actual no se puede comparar ni de lejos con aquella, no podemos ni debemos, decir que nos ha pillado desprevenidos. Pongan ustedes todos los "pero" que quieran. Y deseen que nunca volvamos a vivir aquello. Pero por favor, háganse cargo de que estas situaciones (y por lo tanto su reflejo en los mercados) han ocurrido y pueden volver a ocurrir aunque nadie -y en eso estamos de acuerdo- lo desee. Como dice un gran experto especulador conocido de un servidor, hay que operar pensando que cualquier cosa es posible. Cualquier cosa.

Bien ¿y ahora que?

Mucha gente ha perdido el 40% de su fortuna (como mínimo) durante el año 2008. Yo personalmente tengo muchos amigos y familiares que están en esa situación. ¿Y saben que? A pesar de esto sigue habiendo una horda de supuestos profesionales que se podrían clasificar entre ignorantes y desaprensivos (por usar dos términos políticamente correctos) que recomiendan comprar. ¡Pero bueno! ¿Vamos a tropezar otra vez en la misma piedra? Yo no llego aun a los 40 y ya lo he vivido dos veces con los dedos pegados al teclado. Por dos veces a mi corta edad he visto como la gran omnipresente y omnipotente Telefónica perdía más del 40% de su valor en poco tiempo. Y una de ellas perdió casi el 80%. A mi por lo menos me ha quedado claro de que esto no va en broma. 

Por favor, si se cruza usted con alguien que le dice que la bolsa está barata, que al final siempre se acaba subiendo, que tal o cual título a estos precios es una ganga porque es una compañía muy sólida, que los fundamentales siguen siendo buenos, que en la bolsa a largo plazo siempre se gana u otras chorradas del estilo, ¡despídalo!

Cualquier profesional serio sabe (y sabía antes de estos últimos 18 meses) que todas esas cosas son mentiras. Y lo sabía no por instinto sino porque la historia lo ha demostrado una y mil veces. Se ve en lo gráficos cuando uno toma cierta perspectiva y analiza las cosas con rigor.

¡Claro que el SP500 cotiza a 900 cuando hace 28 años cotizaba a 100! Pero también cotizaba a 900 hace 11 años. Es decir (y esta va para los siemprealcistas) que si usted hace 11 años hubiera puesto su dinero en una inversión sin riesgo al 4%, hoy tendría un 50% más dinero que entonces. Al menos para compensar en parte la inflación que ha habido en este periodo. Mientras que con la renta variable no tendría nada. Es cierto que en los últimos 28 años usted habría multiplicado su capital por 3 en lugar de por 9 como ha ocurrido en la renta variable. Pero ¿está usted dispuesto a esperar 28 años sin tocar su dinero? ¿O quiere tener que esperar 25, como ocurrió en la década de los 30, para recuperar su capital mientras la inflación se lo va comiendo?

Hoy es muy simple diferenciar a los buenos asesores del resto. Hágame caso. Descarte de inmediato a todos aquellos que le transmitan los mensajes de siempre. Esta gente vive de que usted y yo compremos los fondos de inversión que ellos venden. Les da igual que se gane o se pierda. No seamos inocentes. Por muy bien que nos caigan nuestros asesores, el dinero es nuestro. Y ellos pagan los colegios de sus hijos y sus hipotecas con una parte de nuestra cartera. Nadie va a hacer nada para cambiar esto en el corto plazo (y aun está por verse en el largo). Así que somos nosotros los únicos responsables de la suerte que tengamos gestionando nuestro capital.

Más tarde o más temprano el mundo se dará cuenta de esto y modificará el modelo de gestión hacia un modelo que premie la consecución de objetivos. Pero esto va a tardar muuuuucho tiempo. Mientras tanto somos nosotros quienes debemos tomar las riendas, parar al caballo y cambiar a otro si es necesario. Porque nadie lo va a hacer por nosotros por el momento.

De modo que déjese usted asesorar bien. Hay muchos excelentes profesionales en el mundo financiero. Hay gente que de verdad sabe como funcionan los mercados. Son difíciles de encontrar, es cierto. Pero le voy a dar una pista. Elija un asesor que pueda demostrar que el promedio de rentabilidad de sus carteras gestionadas durante el año 2008 ha sido mayor que el -15%. Si usted ha perdido menos del 15% este año gracias a los consejos de su asesor, regálele un jamón por reyes.

Saludos y suerte en el trading…

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: